NOX lanza las primeras bolas de pádel pensadas para minimizar el riesgo de contagio por coronavirus

NOX lanza las primeras bolas de pádel pensadas para minimizar el riesgo de contagio por coronavirus | NOX

Aunque aún no está claro de qué forma y cuándo se volverá a las pistas de pádel, es evidente que tanto los clubes de pádel como los propios jugadores deberán cambiar sus rutinas y hábitos en la denominada “nueva normalidad” post COVID-19. Muchas están siendo las iniciativas y los protocolos que se están elaborando con el fin de minimizar el riesgo de contagio durante la práctica del pádel.

La pelota de pádel es uno de los elementos que más atención está recibiendo debido a que todos los jugadores la sostienen con la mano como mínimo en el momento de sacar, contaminándola. Si bien es cierto que la FIP propone en un documento de trabajo interno que los jugadores utilicen un guante en la mano no dominante y el uso de hidrogeles, esto por sí solo no garantiza que se evite la transmisión del virus. El guante en la mano no dominante pierde toda efectividad ya que queda contaminado en el momento en el que un jugador se toca cualquier parte del cuerpo como por ejemplo la cara, un gesto reflejo muy habitual y difícil de evitar. De hecho, la propia Organización Mundial de la Salud considera el lavado frecuente de las manos más efectivo que el uso de guantes.

Por su parte, la ITF (Federación Internacional de Tenis) va un paso más allá en la seguridad de los jugadores. En sus Pautas para el regreso al Tenis publicado el pasado 4 de mayo propone que cada jugador utilice "su propio juego de pelotas numerado por separado" con el fin que las pelotas no entren en contacto con las manos de todos los jugadores.

Es por ello que NOX, marca patrocinadora de World Padel Tour, ha desarrollado un nuevo formato de bolas de pádel pensadas para minimizar el riesgo de contagio por coronavirus durante el juego siguiendo estas recomendaciones más estrictas de la ITF.

Este formato, que la marca ha bautizado como PlaySafe, adapta su bote de cuatro bolas, único en el mercado, asignando cada una de las bolas a un jugador.

La forma de uso es realmente sencilla. Antes de iniciar el partido los jugadores se asignarán un número del 1 al 4. Al abrir el bote de bolas Nox Pro Titanium PlaySafe cada jugador cogerá la bola con el número asignado.

Durante el juego cada jugador podrá sostener con la mano la bola asignada, ya sea al realizar el saque o al recoger la pelota del suelo. Los jugadores deberán evitar coger con la mano el resto de bolas no asignadas, pudiéndolas pasar empujándolas con el pie o con la pala.

Las pelotas de pádel Pro Titanium PlaySafe son el primero de los productos que Nox planea lanzar bajo el concepto PlaySafe, productos orientados a ofrecer las máximas garantías de seguridad sanitaria tanto a los clubes como a los propios jugadores.