LAS 9 FORMAS DE GANAR LA RED EN PÁDEL

LAS 9 FORMAS DE GANAR LA RED EN PÁDEL | NOX

¿Quieres jugar al ataque y ganar la red en Pádel? Este recurso puede ser la clave de la victoria en tus partidos, siempre y cuando ejecutes previamente el golpe apropiado que lo propicie. En este artículo te enseñamos cuáles son las mejores formas de conseguirlo.

Cómo ganar la red en Pádel

Subir a la red no es un fin en sí, sino una acción justificada por el juego que debería ser determinante para ganar el punto. Solo será así si, realmente, ejecutas esta iniciativa en el momento apropiado, justo después de haber realizado un golpe previo adecuado.

A continuación te presentamos 9 jugadas para pasar al ataque y subir hacia la red en la pista.

1. Saque-volea de Pádel

Todos, de algún modo, sentimos esta tentación al sacar. Es una forma sencilla de avanzar hacia la red, pero no debes asegurarte que tu saque es lo suficientemente bueno como para avanzar hacia la red con garantías.

Asegura que tú saque va bien ajustado a la “T” o a la pared lateral y con la velocidad idónea. Tras tu saque avanza rápidamente, de lo contrario tu rival tendrá sencillo responder con un resto que te ponga en un aprieto.

2. Globo largo y profundo

Este recurso, bien ejecutado, es muchísimo más efectivo y certero para subir a la red. Sobrepasar al contrario con este golpeo alto y largo lo envía directamente al fondo de la pista. De esta manera, retrocede y puedes aprovechar la situación para colocarte en una posición ganadora ante la red.

La mejor opción es ejecutar esa parábola con trayectoria diagonal, nunca centrada. Así tendrás más fácil cerrar la red si el rival realiza una bajada de pared.

En consecuencia, lo que en origen es un golpe defensivo se convierte en una ejecución ofensiva que te saldrá muy bien si tienes la técnica adecuada.

3. Globo seguido de bloqueo

Debes aplicar esta variante si el globo que has realizado no ha estado del todo bien ejecutado. En ese caso, la reacción de un buen contrincante será armar una bandeja con antelación a que la bola rebote.

En tal caso, la anticipación es esencial. Si interpretas que esta va a ser su reacción, adelántate rápidamente hacia la red y, de este modo, bloquearás su golpe. En vez de volear con fuerza, busca la pelota con el codo por delante de la pelota. Mantén la mano firme y desplaza la muñeca para impactar con la cara de la pala.

La sorpresa será tu principal aliada: le costará a tu oponente reaccionar a tiempo. Esta devolución orientada te permitirá aprovechar mejor esa posición adelantada de ventaja que habías conseguido. Y, posiblemente, ganarás el punto.

4. Bajada de pared

No necesitas haber lanzado una parábola para subir a la red a bloquear una bandeja.

Si jugando desde el fondo de la pista eres capaz de realizar una buena bajada de pared, puedes subir a la red. Se trata de un golpe de ataque que te permite acelerar la bola una vez que ha salido de la pared. Si lo ejecutas bien, conseguirás superar al rival localizado en la red.

En cuanto veas que la pelota lo sobrepasa, adelántate velozmente hacia la red. Es probable que tu oponente deba responder con una contrapared. Si es así y estás en el lugar correcto, se convertirá en una bola "regalada" que rematarás con un golpe ganador.

5. Chiquita tras saque

Si estás decidido a jugar al ataque, el saque de tu rival es un buen momento. Sobre todo cuando lo recibes cómodo. Lo más habitual es cuando el rival falla el primer saque y se ve obligado a no arriesgar tanto con el segundo. Devuélvelo con una chiquita a la zona que debe cubrir quién sacó, en dirección a sus pies. De esta manera, lo obligas a levantar la bola... Y ahí estarás tú, bien preparado cuando ocurra.

De un modo instintivo, si sientes que tu devolución ha sido buena, avanza hacia la red. No esperes a comprobarlo visualmente, porque entonces será tarde.

6. Chiquita desde fondo

El propósito es el mismo: lanzar la bola a los pies de tu rival para obligarlo a levantarla. Si le fuerzas a volear por debajo de la cintura y siente tu avance, es muy posible que se precipite y falle.

En este caso, también debes reaccionar muy intuitivamente y subir a la red al compás de tu pareja.

7. Chiquita con botepronto

Este recurso te vendrá bien tras recibir una bandeja del rival que te llega fácil. Para evitar que la pelota entre en las paredes, posiblemente, necesitarás dominar el botepronto.

Si efectúas bien tu devolución, el jugador contrario no tendrá tiempo para volver a su posición en la red. Se encontrará con una bola difícil entre los pies y no conseguirá levantarla. Es, fundamentalmente, una cuestión de técnica. ¿Te sientes preparado para intentarlo? Si lo haces bien, acabarás voleando encima de la red o dejando una bandeja

8. Golpe potente al espacio

Otra alternativa útil para ganar la red en pádel es aprovechar los espacios con impactos violentos y poderosos. Si tienes un brazo letal, te resultará natural ejecutar este ataque.

Identifica el hueco en la pista rival y lanza hacia allí tu golpeo con absoluta energía. Obligarás a tu oponente a retroceder hasta el fondo para cazar tu bola y la precisión de su respuesta descenderá notablemente. Tendrás tiempo para acomodarte en la red y matar el punto tras su devolución, si es que lo consigue.

9. Juego bajo con desplazamiento lateral

Terminamos con otro ataque técnico. Consiste en lanzar contra los oponentes golpes sucesivos que los desplazan lateralmente. De este modo vas generando espacios y desubicando a tus rivales. Con algo de paciencia, podrás subir a la red y culminar tu propósito.

 

¿Cómo lo ves? Desde Nox estamos decididos a ayudarte a mejorar tu juego.

Acabamos de mostrarte nueve formas de ganar la red en pádel para dominar los puntos en pocos movimientos. Como sabes, la teoría va por delante de la práctica, pero en el entrenamiento y la perseverancia están las claves.

¡Pasa al ataque y equípate con los productos de nuestra tienda online!